Así es iPad Mini, lanzamiento oficial

8 de la mañana del día 2 de noviembre de 2012, Centro Comercial Parquesur, Madrid. El día elegido para el lanzamiento oficial del nuevo iPad Mini que llega a nuestro país al mismo tiempo que en el resto de países como Estados Unidos. Y hemos tenido la oportunidad de ser uno de los medios convocados para cubrir el evento y probar de primera mano el nuevo dispositivo de Apple, que como todos sus últimos productos, destaca por un acabado y un cuidado hasta el extremo en todos sus detalles, mucho más allá de lo que habíamos imaginado al verlo presentado. Hay que tenerlo en la mano para entender de qué estamos hablando.

iPad Mini, un producto de orfebrería tecnológica

Es la mejor definición posible que he oído durante la presentación y engloba la sensación de tenerlo en la mano y contemplar su calidad y acabado de producto. Una de las críticas más importantes que ha tenido el dispositivo ha sido su precio, dañado por los rumores que situaban el mismo en los 250€. Los 329€ finales del mismo no han sido de la satisfacción de todos, principalmente porque se ha dado por hecho que este iPad Mini es un iPad 2 reducido. Pero nada más lejos de la realidad: iPad Mini es un nuevo producto diseñado desde 0 con un acabado exquisito.

iPad Mini usa el panel IGZO que Apple ha usado en sus últimos dispositivos como el iPhone 5, de forma que el grosor del cristal es un 45% más fino y su contraste y saturación de color un 40% superior a otros paneles. Eso le permite tener un acabado fino con una trasera en aluminio anodizado que construye un dispositivo muy ligero y muy cómodo para coger con una sola mano. La primera sensación al cogerlo es que pesa muy poco y que su ergonomía está estudiada al milímetro.

Su relación de aspecto, la misma del iPad más grande, es muy cómoda para disfrutar de libros, páginas web, apps… Los menús se ven a buen tamaño, la letra nítida y la resolución (a pesar de ser 1024×768, que en un principio podría parecer poco) le permite una nitidez más que suficiente y superior a lo esperado. No llega a una pantalla Retina pero sí es cierto que habrá que fijarse mucho para ver las sierras de los píxeles. En nuestra experiencia se antoja más nítido y claro que un dispositivo de mayor resolución como un Google Nexus 7.

Cuando se tiene en la mano, entiendes por qué vale 329€. Se está pagando cada uno de los detalles y gran acabado que tiene: su ligereza, comodidad y cuidada factura. El dispositivo tiene dos objetivos comerciales muy definidos: el primero el mercado escolar y el segundo el mercado casual que quiere una tableta para uso diario y transporte. De hecho, preguntados aquellos que han acudido a comprarlo nada más lanzarlo, la mayoría ha respondido que lo quiere para sus viajes en metro o cercanías de por la mañana mientras van o vienen del trabajo o Universidad.

Un dispositivo que entra muy fácilmente en un bolso o mochila, muy liviano, con una gran duración de batería y que hará las delicias de quien quiere una tableta cómoda para su día a día. A nivel negocios o casos más específicos puede ser demasiado pequeña, pero para una itinerancia cómoda y para los más jóvenes de la casa es sin duda, completamente ideal y se ve muy bien.

La mejor forma de comprobar por qué merece la pena es que os acerquéis a una gran superficie o tienda oficial Apple Retail o Premium Reseller y lo cojáis en la mano y lo manejéis. Os invito a que toméis vuestra propia decisión teniendo un Mini y cualquier otra tableta del mercado en su mano para que notéis la diferencia, muy importante a todos los niveles**. Sin duda, un iPad Mini como este, bien pensado y concebido, merece la pena.

About the author  ⁄ Julio César Fernández Muñoz

Empresario tecnólogo experto en desarrollo, redes sociales y tecnología. Consultor de negocio, tecnología y aplicaciones. Blogger, redactor, actor de doblaje, locutor...

No Comments