Así sería el revolucionario modelo de negocio de la nueva Apple TV

Es uno de los rumores más recurrentes de los últimos tiempos. En su biografía, Steve Jobs aseguró haber encontrado la forma de hacer un TV con el espíritu de Apple. Aseguró haber encontrado la solución al problema del modelo de negocio de la TV. Como ya sucedió con el iPad, cuyo rumor estuvo entre nosotros durante muchos meses/años hasta su lanzamiento definitivo, casi llegando al status de leyenda urbana, ahora ese puesto lo tiene el nuevo TV de Apple. En el pasado CES de Las Vegas todas las marcas, nerviosas por lo que Apple pueda presentar, han hiper-vitaminado a sus TV dándoles más funciones aun: reconocimiento de voz, video-conferencias, más juegos… incluso algunas marcas como Panasonic o LG se han asociado para crear un único estándar de apps que funcionen en todos sus SmartTV.

El problema

LG-Smart-TV

El concepto de TV inteligente es un desastre, es de todo menos inteligente. Es un hecho, no una opinión. La nueva generación de SmartTV se ha limitado a copiar una mala idea y llevarla a una peor solución. La conclusión es que aunque la mayoría de la gente compra un SmartTV por sus capacidades como reproductor multimedia, casi nadie usa el TV para navegar por internet, usar Skype o descargar apps (mucho menos jugar). Ni siquiera la interfaz para TV de Youtube es cómoda o intuitiva.

Al final, un SmartTV actual es un TV al uso que pulsando un botón nos permite instalar/ejecutar aplicaciones o reproducir contenido en un mezcla algo difusa entre una tableta y un MediaCenter. Caos y confusión, una situación similar al año 2007 donde Apple rompió el mercado con su iPhone estableciendo las bases de un mercado que hasta entonces navegaba a la deriva con dispositivos que eran un concepto a medio camino de muchos caminos, pero sin llegar a ningún destino claro.

¿Qué hizo Apple en 2007? Coger un montón de ideas dispersas que había en el mercado, poner su sello personal e innovar presentando la conjunción exacta que necesitaba el mercado. Ellos no inventaron las pantallas táctiles, ni los smartphones, ni las apps… pusieron orden en el caos. Esa es la especialidad de Apple.

Steve Jobs ya habló en 2010, en la Conferencia D8 de AllThingsD, sobre el problema del TV y el mercado del mismo. Resumiendo su respuesta podemos decir que tenemos unos SmartTV que cumplen una función, pero luego nos abonamos a una serie de plataformas que nos dan otro aparato más, cada uno con su interfaz, cada uno con un mando, cada uno con una estructura… algo que crea confusión pues no hay nada en común. La única forma de salir de este problema es volver al inicio, romper todo lo hecho y empezar desde 0 para ofrecer una única interfaz, un modelo fácil e intuitivo que permita al usuario moverse en todo el ecosistema de servicios que quiera consumir de una única y sencilla manera.

Algo que no esté basado en un modelo de emisión, sino en el de la selección de contenidos.

La clave del negocio: los contenidos

Hagamos un poco de historia. En los años 80, en plena revolución de la informática, cualquier chaval espabilado (y hubo muchos) podía coger su ordenador y con la ayuda de unos colegas hacer juegos para los ordenadores de consumo de la época. No obstante, solo aquellos que consiguieron dominar el tedioso mercado de la distribución en tiendas físicas tuvieron éxito. Pero entrado en los años 90, la gran industria que se forjaba para los videojuegos se blindó a sí misma con millonarios royalties y kits de desarrollo para que solo grandes empresas pudieran crear software de entretenimiento.

apple-tv-set

Pero los tiempos han cambiado. Ahora existen canales de distribución digital a precios competitivos que permiten ofrecer a millones de personas en todo el mundo tu contenido (tu app, tu juego…) con solo ponerlo en un repositorio como Google Play Store, Apple App Store, BlackBerry App World, Amazon App Store… No importa las veces que se descarguen o actualicen tu app o juego, el coste corre de cuenta del proveedor. ¿Qué pasaría si aplicáramos este modelo al mundo del TV? ¿Y si aplicamos el modelo “publícate tú mismo” al negocio de la TV?

Imagine que enciende su TV, y lo primero que ve NO es un canal que se emite: es una interfaz de selección de contenidos. Ahí radica el primer gran cambio. Imagine que cada app de su TV es un proveedor de contenido, aquel que usted ha elegido: canales de eventos deportivos a nivel mundial (puedo ver la NBA, la NFL e incluso si quiero la competición oficial de un remoto deporte local en los confines de Australia), canales de películas, series, documentales… canales de proveedores de contenido e incluso apps que me ofrecen ecosistemas completos. Ecosistemas cuya interfaz se basa en unos estándares comunes de diseño de interfaces humanas, por lo que tenemos la sensación de estar siempre en el mismo amigable y conocido entorno.

Apple TV Store

Analicemos el mercado audiovisual actual. Existen millones de personas con capacidad de crear contenidos de calidad gracias a las tecnologías al alcance de cualquiera, pero su única forma de monetizar su inversión es la publicidad en un difuso Youtube donde las cosas se pierden con excesiva facilidad. Yo mismo he participado en la producción de un grandísimo concepto de programa musical, que finalmente dependía que un canal de TV lo comprara. ¿Por qué? ¿Cuántas series, cortos, películas, documentales, programas… están perdidos en la inmensidad de Youtube o en un disco duro porque no tienen un sitio donde ser ofrecidos y dependen de un canal de TV o de una productora que se digne a emitirlo?

apple-TV-update-with-Siri-580x388

Imaginen que yo, como proveedor de contenidos, puedo crear un canal/app dentro de un ecosistema de contenidos audiovisuales: una App Store audiovisual. E imagine que tengo una forma de monetizar mi contenido pudiendo alquilarlo o venderlo al precio que yo elija, obteniendo un 70% del total que se me pague por dicho contenido. Yo me encargaré de publicitar o mover mi contenido, pero tengo una plataforma que me permite ofrecer mi producto y que ya dispone de la tecnología necesaria para alquilar, comprar, visualizar… solo he de producir mi contenido, subirlo y hacer que el mundo lo descubra. Es la unión del concepto de la App Store, con su posibilidad de monetización de los contenidos, fusionado con las posibilidades de Youtube. ¿Y si acepto participar en programas de royalties con catálogos tipo Spotify o NetFlix para entrar en tarifas planas de contenido?

En esencia, un Youtube bien hecho que pueda ser usado por todos y explotado con diferentes modelos de negocio: alquiler, venta, eventos en que solo envío mi streaming de emisión en directo a una plataforma y esta se encarga de re-distribuirlo, contenidos gratuitos, promocionales… El actual Youtube es una gran idea, pero desarrollada en un momento donde no había nada que permitiera cómodamente establecer modelos de negocio y que sufre la herencia de un concepto ya obsoleto.

Youtube permite crear canales, pero la única forma de monetizar el contenido es a través de publicidad (por ahora). Pero Youtube se ha convertido en un caos en sí mismo, no es sencillo, no permite buscar algo fácilmente y sobre todo, no permite descubrir contenido de una manera sencilla. Y la interfaz de Youtube para un TV (que es un estándar de la propia compañía) es la antítesis de una interfaz bien hecha.

El cambio de la esencia

Piensen una cosa muy sencilla: actualmente cuando vamos a encender el TV nuestra motivación es “a ver qué están poniendo/echando/dando/emitiendo”. Dentro de poco será: “a ver qué veo hoy”.

Las posibilidades son infinitas. ¿Por qué hay que esperar a las 15 horas para ver un informativo de media hora lleno de contenidos que en muchos casos no me interesan? ¿Por qué no un informativo en tiempo real que vaya incluyendo nuevas noticias y dónde sobre unos titulares yo elija qué quiero ver? Una mezcla entre los conceptos del podcast y el medio informativo online. ¿Eventos deportivos? El que se quiera, incluso si no he podido verlo en directo lo veo después. ¿Series? ¿Películas? ¿Emisión de eventos como charlas, congresos, ponencias, entregas de premios, espectáculos…?

Me suscribo a una serie y cuando esté disponible la puedo ver. Todo con pequeños micropagos asumibles por cualquier consumidor y con millones de contenidos gratuitos que pueden explotarse con modelos de publicidad no intrusiva o con pagos integrados para acceder a contenido exclusivo. Y millones de proveedores de contenidos, no las grandes compañías de siempre, que me ofrecen cosas que me gustan pero limitan el mercado a solo unos pocos cuando hay muchos a día de hoy que pueden enriquecernos con sus contenidos.

apple-tv-set-display

Ese es el futuro que se acerca a nosotros y Apple será el responsable del mismo. El resto en unos meses, ya que según los rumores en marzo Apple ya prepara el lanzamiento del kit de desarrollo para su entorno de TV. Prepárense. No será inmediato, llevará su tiempo… pero ese es el futuro a medio plazo.

About the author  ⁄ Julio César Fernández Muñoz

Empresario tecnólogo experto en desarrollo, redes sociales y tecnología. Consultor de negocio, tecnología y aplicaciones. Blogger, redactor, actor de doblaje, locutor...

5 Comments

  • Responder
    14 febrero, 2013

    Solo leer tu post imagine un servicio como youtube donde crearas tus propios contenidos (tipo videoblogs pero mas “ordenado” pues solo quien ve un contenido a traves de que hijo de vecino compartio un video por Facebook o twitter puede encontrar contenido de calidad, el homepage de youtube es un asco promocionando contenido que, si bien es cierto que puede ser de buena calidad, no me interesa verlo, pues generalmente es contenido de un pais con idioma distindo al español, claro, si tienes una cuenta creada ahi recibes ciertos beneficios, pero este no es el punto; a un precio razonable, creando contenido exclusivo tipo tweetcam (buen servicio, pero de pesima calidad), si todo es como lo pintas, otro imperio en lo que a modelo de negocio se refiere, esta a punto de caer…

    ahora, metiendo a Apple en todo este rollo, me imagino que de darse los demas servicios integrados estarian unidos (imaginate un Passbook para manejar el contenido que veras en cuanto lleges a casa despues de un dia largo de trabajo) DIOS! la idea da para mucho, pero bueno… son solo especulaciones hasta el momento

    Saludos desde Panama!

    • Responder
      neotheone Author
      14 febrero, 2013

      Las posibilidades son infinitas, efectivamente. Me alegra ver que hay más gente que empieza a intuir algo en la línea de lo planteado por mi.

      Un saludo y gracias por tu comentario!

  • Responder
    Max
    16 febrero, 2013

    Asombrosa tu visión del medio. Estoy seguro de que por ahí irán los tiros… Ojalá llegue el día en que esta industria cambie para mejor. La mafia que hay montada entre grandes productoras y medios es tan grande que está a punto de estallar… y creo que ese estallido llegará justo cuando llegue la democratización del sector de los contenidos. Apple tiene el poder para llevarlo a cabo. Muchos, entre los que me incluyo, le estaremos realmente agradecidos :) ¡Esperaremos espectantes! :D

  • Responder
    aitorator
    17 febrero, 2013

    El otro dia mi madre se paró en un escaparate y me dijo: “Mira, esa Smart TV es barata” y le dije: “Mama, esperate a que Apple saque lo suyo y si es muy cara, podras comprar una copia tipo android”. Llevo mucho tiempo pensando en la similitud entre este caso y el del telefono movil en 2007. Vendria bien una iTV.